La necesidad de garantizar los derechos de privacidad de los europeos

Como Abogados Digitales recibimos tenemos muy claro que cuando un usuario navega por Internet va dejando una huella digital en los sitios que visita como equipo, dirección de ip, datos personales, fotografías, preferencias de búsqueda…al igual que vemos como se comenten muchos delitos informáticos y de protección de datos con los usuarios.

El nuevo RGPD obliga a todas las empresas e instituciones públicas a informar sobre la forma en que trata estos datos y como acceder a ellos y cancelarlos en caso de que el usuario lo decida.Así el RGPD busca garantizar una serie de derechos a los ciudadanos europeos que se convierte en consecuencia en una serie de obligaciones para las empresas europeas desde el 25 de Mayo de 2018.

Obligaciones que pueden conllevar fuertes sanciones para las grandes empresas y que a la vez busca crear una cultura de la privacidad en la que todas las empresas analicen como gestionan los datos de los usuarios.

La Ley Española actual  (LOPD y su Reglamento de Desarrollo) estaba fechada en 1999 y aun siendo pionera en Europa necesitaba algunas actualizaciones acordes a los nuevos tiempos, ya que en la práctica no estaba funcionando correctamente.

Con la nueva normativa (RGPD) se obliga a las empresas a que sean ellas quienes hagan un cálculo de probabilidades y necesidades dejando el estado como garante de marcar los mínimos y siendo las propias empresas quienes deben aplicar una estructura en función de sus necesidades. Es decir, se flexibilizan los requisitos en la norma, pero aumentan las sanciones para los incumplimientos en protección de datos.

En cuanto a los derechos de los usuarios en la web de la Agencia Española de Protección de Datos podemos ver un esquema resumen de los cambios más importantes de la nueva legislación de privacidad y protección de datos:

Bienvenido a Primera Instancia Abogados